Si bien las tendencias de decoración van y vienen, el papel pintado azul llegó para quedarse siendo un elemento indispensable del diseño de interiores.

¿Cómo elegir papel pintado azul?

Hemos recopilado algunos consejos de expertos en diseño de interior para ayudarte a transformar tu decoración combinando cualquier estancia y mobiliario en función al tono de azul que selecciones para tu papel pintado:

 

El papel pintado azul tiene la capacidad única de transformar por completo cualquier área en un espacio sereno y aireado.

La belleza de esta tonalidad puede manifestarse en una amplia paleta de colores con diferentes matices, que presentan versatilidad para combinarse entre sí o con el resto de colores del contexto: estructura, muebles, accesorios, rincones…

  • Añade elegancia y profundidad 89% 89%
  • Combinable con más colores 99% 99%
  • Ideal para agregar frescura en baños y cocinas 89% 89%
  • Usado en para la habitación infantil, el favorito de los peques 69% 69%
  • Perfecto para decoraciones náuticas y marítimas 95% 95%

Mantenlo simple seleccionando uno o dos colores azules de acento y céntrate en ellos.

El papel pintado azul tiene un efecto apaciguador: combinarlo con otro igual de neutro abrumará el espacio pudiendo perder su valía. Un color brillante o metálico, en cambio, realzará la presencia del azul y transformará la habitación gracias a la luz y personalidad que ofrece.

Otros tonos diferidos del azul como el rojo o el amarillo también funcionarán a la perfección, consiguiendo diferentes resultados en función a la dosis aplicada de cada tono.

Papel Pintado Turquesa

El papel pintado azul turquesa puede abrir un mundo de posibilidades: se trata de un tono místico azul verdoso que evoca sensación de profundidad y amplitud, lo que muchas veces nos recuerda al fondo del océano o a temáticas marítimas.

Este color, además de enigmático, se presenta más fresco y radiante según su nivel de claridad. Para confirmar su popularidad (siendo una de las opciones favoritas en la actualidad) lo veremos sobretodo en decoración botánica, exótica, tropical, vintage

[/et_pb_wc_gallery]

Papel Pintado Celeste

El celeste es una tonalidad sosegada y armoniosa, reproducida en el color del cielo y en las aguas más cristalinas del océano.

Integrar papel pintado celeste al espacio te ofrecerá un mundo de distintas combinaciones para un decorado final inigualable, ya que puede mezclarse con un sinfín de tonalidades que añadirán contraste y personalidad para lograr tu decoración perfecta.

El papel pintado color azul celeste o baby blue consigue una popularidad disparatada para el interiorismo moderno, minimalista y urbano. Se trata de una opción luminosa dirigida a ampliar visualmente el contexto y brindarle un toque de tranquilidad al espacio.

Papel Pintado Azul Navy

El papel pintado azul marino o navy es excepcionalmente llamativo por a lo atrayente y cautivador que resulta, un color dramático a menudo visto en decoración náutica, marítima y costera donde se realza maravillosamente.

El papel tapiz azul marino se ve de lujo combinado con tonos metálicos que mantengan la paleta de colores sencilla para una apariencia extra elegante.

Puedes agregar detalles blancos o tostados para darle un toque informal y evitar una estructura cuadrada y demasiado simple.

Para un look atrevido, combina el papel pintado azul marino con papel pintado naranja, verde lima o coral. Son tonalidades brillantes y alegres muy recurrentes en la naturaleza, idóneas para aclarar el papel de pared azul principal situándolo en un nuevo contexto, mucho más eléctrico y exclusivo.

Formas de contemplar una habitación azul

El blanco es una alternativa infalible para rematar un decorado de una manera limpia y contemporánea.

Si el blanco te resulta demasiado nuclear, otras tonalidades claras y neutras como el beige, crema o el tostado también funcionarán.

Puede agregar detalles a través de cojines, cortinas, murales o incluso arte abstracto.

Opta por el gris para una apariencia sobria y más urbana, aprovechando todos sus matices para lograr la tonalidad ideal.

El color gris pizarra generará un aspecto contemporáneo mezclado sobre un fondo turquesa, y un tono gris plata o silver destacará este verde azulado consiguiendo un decorado luminoso y fresco.

Evita los tonos demasiado similares: el azul puede desteñirse cuando se combina descaradamente con otras tonalidades similares, corriendo el riesgo de difuminar el color principal y perder el contraste con los auxiliares.

Para un look atrevido y valiente, prueba con otras tonalidades primarias.

El rojo, el amarillo o el naranja te sorprenderán con su habilidad para revivir el azul de tus paredes.

El celeste funcionará de lujo ya que, cuando se percibe contaste entre dos tonos azules, la combinación ha sido un éxito. 

Por otra parte, el color azul verdoso o turquesa brindará un aspecto tropical, mientras que un tono azul navy combinado con azul neutro generará profundidad y elegancia.